miércoles

Finde de “vidilla”: KDD Campagnolo en Urrez y Ciclo de Almazán

Sí, lo sé… sé que los últimos fines de semana he estado perdido por diversos carrerismos, sacaojismos, y achuchonismos. Tranquilos, no he perdido el hilo conductor de los objetivos de esta temporada, que no es ni más ni menos que disfrutar al máximo de los pedales.

Y de buenos ratos, este finde ha habido para aburrir…


KDD Campagnolo EPS en Urrez

Vista la que armamos el año pasado, tenía la fecha reservada, fuera la que fuera, me daba igual, y es que, a parte de la bromita de David y Raquel sobre el temita, toda esta gente ya somos una gran “familia”.

Llegamos prontito el viernes por la tarde, para intentar estirar el día lo más posible, ya que el sábado después de la comida habrá que poner rumbo a Almazán, otra de las marchas que por lo que significa, no me gusta perderme.

La furgo, aparcada en esa praderita verde en la que el año pasado perjuré que volvería para dormir ahí con esta nueva incorporación… no podía ser de otra forma…


Abrazos, reencuentros, nuevas caras, y sobre todo, muchas risas. Gran cena de bienvenida, a pesar de que muchos llegarán el mismo sábado a la mañana.

Sobre la KDD en sí, y con el permiso de Koro, os voy a pasar a su crónica, que me ha encantao, y que resume “mu bien” el espíritu de esta chula jornada. No es por vaguería, es por reconocimiento a su trabajo… (jejej), ahí va el enlace.

Miguelón al vernos: "Joñó, Sergio Palomar, y Pastor!, ¿Puedo hacerme una foto con vosotros?"

Venga, Beloki,  tu también puedes...  


Pero que grande... Aqui está el jefe de todo el cotarro, aunque yo lo llamo "de otra forma", jejeje!!

Un año más podría disfrutar de una bici de test para probar las novedades del año. Y tenía ganas, ya que tenía bastante curiosidad con esto del cambio electrónico.

La primera idea que puede tener un desconocedor del tema es que puede llegar a ser algo lioso, lo que queda descartado con una magistral clase de David. En 2 minutos sabemos todos los secretos  para su ajuste y funcionamiento.

Como principal sensación, la suavidad, apenas se nota que estás subiendo o bajando piñones, y en el cambio de plato la sensación se aproxima más a la de un cambio de piñón con cadena nueva…

Me encanta.


Impresionante la suavidad en el desviador de plato...



Y la comodidad de las manetas...

Pinarello + Campagnolo, olé!




En definitiva, un placer pasar estos ratitos con esta gente tan maja, con tantas ganas de pasarlo bien, y cuidando todos los detalles para que todo salga a la perfección.Muchas gracias a David y Raquel y a todo su equipo!!!



Cicloturista de Almazán.

Antes he dicho que esta es de las que no me suelo perder por lo que significa para mí. Es cicloturismo del de toda la vida, del que nos vio llegar con 15 añitos, el cicloturismo de las marchas de la zona, con la gente de los pueblos, en la que todos nos conocemos, no competitiva, y del que surgieron amistades, proyectos, y para que engañarnos, algún que otro pique…



Y están en peligro de extinción. Por eso hay que mimarlas, igual que sus organizadores nos miman a los que asistimos. Por que no somos un dorsal, no somos un papel de ingreso. Somos Pepito el de Sigüenza, o Paquito el de San Esteban…

Una imagen:


Que sí, que no va a ser todo los geles y asquerosas barritas. Por 10 euros es posible tener un chorizo, una morcilla, una botella de vino, un par de avituallamientos en los que florecen los torrendos, la tortilla, los pasteles de la zona, y una comilona al finalizar en la que puedes repetir tanto como te de la gana.

Por que hay, y debe haber sitio para todo, para marchas de buena conversación, para las de chip, para las carreras a mil por hora, y para las KDDs con la familia. Que tengamos todo este abanico de elección durante muchos muchos años.

2 comentarios:

  1. torreznos!!!

    otris mitica con induraín!

    eres un mito viviente! qué grande!!! no eres ni consciente, en serio.

    ResponderEliminar
  2. Que buenos estaban los torreznos!!! Jeje

    ResponderEliminar